Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Un tanque rosa que dispara agua, palomitas y corazones tomará la calle en Gijón este mes de febrero. Este tanque procedente de Extremadura tiene un objetivo claro: eliminar fronteras, y un destino seguro: la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas, FETEN 2018. ‘Tanque Gurugú’ es el espectáculo cómico de calle de Asaco Producciones seleccionado para participar en la vigésimo séptima edición de FETEN. Allí estará también ‘Lo que queda de nosotros’, la obra dirigida por el extremeño Domingo Cruz, que tocará el corazón del público con la historia de una niña que sufre una gran pérdida  y su perro. “Cada una de las dos propuestas extremeñas tiene un valor añadido, aportan algo especial a la feria”, asegura Marián Osácar, directora de FETEN.

Estas dos propuestas han sido seleccionadas entre las más de 750 que se presentaron de 23 países a una de las citas europeas más importantes de las artes escénicas para público infantil y juvenil, que se celebrará del 18 al 23 de febrero en Gijón. En total este año se han programado en FETEN más de 200 funciones a cargo de las 83 compañías seleccionadas (seis más que en 2017) procedentes de nueve países y 16 comunidades autónomas españolas.

Tanto ‘Tanque Gurugú’ como ‘Lo que queda de nosotros’ son coproducciones del Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CEMART) de la Junta de Extremadura y ambas aspiran a uno de los Premios FETEN, que un jurado especializado concede en diferentes categorías y que entregará en la tarde del 23 de febrero.

“FETEN es un gran escaparate para mostrar nuestro trabajo, una oportunidad para nosotros porque es donde está nuestro público”, explica José Maestro, uno de los fundadores de Asaco Producciones, una compañía extremeña con más de 20 años de historia especializada en el circo, la animación de calle y el payaso de corte clásico. Aunque Asaco tiene ya una gran presencia en el ámbito nacional, participa en importantes festivales y su ‘Tanque Gurugú’ ha rodado borrando fronteras por Cataluña, Madrid, Andalucía, Portugal y Francia, desde su estreno en octubre de 2016 en el Festival de Pallassos de Cornellá (Barcelona).

‘Tanque Gurugú’ es un espectáculo cómico itinerante inspirado en la situación de los desplazados en el mundo “que pretende concienciar de lo absurdo de las fronteras”. Este es un tema que Asaco Producciones conoce de primera mano, ya que colabora desde hace años con la ONG Payasos sin Fronteras. “Esta obra y este mensaje surgen de la necesidad de contar lo que está ocurriendo con los refugiados, no sólo en Siria, porque ahora estamos poniendo el foco en Siria, pero hay más de 60 millones de refugiados en todo el mundo”, añade.

Ganadora del Premio del Público en MYAU, el encuentro de artistas circenses y teatro de calle que se celebra en Guadalajara, y preseleccionada en los Premios MAX de Teatro en la categoría de Espectáculo Itinerante, ‘Tanque Gurugú’ cuenta la historia de un Yogui-clown (José Maestro) que preconiza la paz y el amor y lucha por la abolición de las fronteras. En su recorrido le acompañan un Teniente-payaso (Javier Ceballos) que está obsesionado con las fronteras y construye barreras y un Cabo-payaso (Iván Pascual) que pilota un tanque bajo las órdenes del militar.

FETEN
Los actores de Asaco Producciones en ‘Tanque Gurugú’, el espectáculo de calle extremeño seleccionado en FETEN 2018.

“Involucramos mucho al público, de tal manera que los convertimos en refugiados, creamos un campo de refugiados con ellos y hacemos una crítica de cómo se les trata en el mundo, y el tanque les dispara agua y palomitas, y después de varias escenas y situaciones circenses finalizamos con una gran fiesta en la que se impone el amor y la paz”, explica José Maestro, quien destaca la labor de Carmen Ávila, la distribuidora de Asaco.

Los de Asaco están muy satisfechos, porque el espectáculo ha gustado mucho allí donde lo han llevado. Lo único a lo que no podrá hacer frente su tanque rosa con tanta solvencia es a la lluvia, la eterna invitada en una región como Asturias. Pero esto no amilana a los extremeños, “también estamos preparado para ello, ya nos llovió alguna vez”.

LA APUESTA PARA PÚBLICO JUVENIL DE DOMINGO CRUZ EN FETEN

‘Lo que queda de nosotros’ es una obra del dramaturgo mexicano Alejandro Ricaño, galardonada con el Premio de Dramaturgia Juvenil en México, que escribió junto con la actriz Sara Pinet. En sus viajes a México y sus relaciones teatrales con el país azteca, el director, actor y productor emeritense Domingo Cruz Reiviriego conoció esta obra, se enamoró de ella y quiso ponerla en escena. La productora extremeña Bachata Rent y el CEMART hicieron el resto.

Es la primera obra para público juvenil que ha dirigido y también es la primera vez que asiste a FETEN como director, en otras ocasiones ha asistido a la feria como productor y distribuidor de El Desván Producciones. “Estar en FETEN es una apuesta muy importante, una oportunidad extraordinaria de dar a conocer el trabajo pero también de hacer negocio, van programadores de todo el país y del extranjero”, explica Domingo Cruz.

‘Lo que queda de nosotros’ se estrenó en octubre de 2017 en Don Benito y no pasa desapercibida, es una obra que toca temas inherentes no sólo a los adolescentes sino a todas las personas, la pérdida, el duelo, la necesidad de establecer vínculos afectivos, la adopción responsable de animales y el amor, tanto el amor condicionado como el amor incondicional.

FETEN
Isabel Moreno y Esteban García Ballestero en un momento de la obra ‘Lo que queda de nosotros’.

En ella, Nata  (interpretada por Isabel Moreno, una joven actriz de Puebla de la Calzada) es una niña que acaba de perder a sus padres y todos los vínculos que tenía, así que decide abandonar a su perro Toto (interpretado por el actor Esteban García Ballestero), que tenía en acogida. “Es un periplo emocional de la niña y vivencial del perro buscándose el uno al otro. Es un texto maravilloso”, señala.

Domingo Cruz no siente que haya dirigido una obra para niños, “la he dirigido de la misma forma que cualquier otra obra, sin pensar en la edad del público, el texto habla de una niña adolescente y lo hemos tratado con ese código de fábula o de cuento pero no creo que haya mucha diferencia entre una obra de adultos y una infantil. El tema es duro, se habla del cáncer, de la muerte… pero tiene un final feliz. Se llora, se ríe y se sale con una sensación de optimismo”.

M. OSÁCAR (FETEN): “LOS NIÑOS BUSCAN EN EL TEATRO UNA EXPERIENCIA REAL”

Marián Osácar, directora de FETEN durante 23 años, afronta una nueva edición con un incremento de la programación debido a la gran cantidad de propuestas que llegan, más de 750. “Intentamos dar cabida al mayor número posible”. Los criterios de selección que aplica como directora artística son de calidad, según asegura. “Primero miro que sea algo que me sorprenda, que aporta algo, un plus, y  a partir de esta primera selección viene lo más complejo, porque tiene que haber de todo tipo de espectáculos, teatro, títeres, danza, magia, circo, objetos, de calle o musicales, tienen que estar representadas las diversas técnicas. También tienen que tener presencia las comunidades autónomas y presencia internacional, y que abarquen las distintas franjas de edades”.

En el caso de ‘Lo que queda de nosotros’, Marián Osácar destaca el texto, “me parecía un tema interesante, en FETEN no hay temas tabús, se plantean todos los temas, sólo hay que saber con qué código se plantea y ellos  han sabido utilizar un código adecuado para los niños a partir de 8 o 10 años. Es una propuesta que seguro va a tener muy buen acogida”.

“Y ‘Tanque Gurugú’ es una propuesta que viene a destruir fronteras, que la gente se una y no se cierren puertas, tiene un valor añadido, tanto en el contenido como en la puesta en escena”, añade la directora de FETEN.

En su opinión, no existe un sello característico de cada comunidad autónoma o de cada país.  “Cada vez más las artes escénicas para niñas y niños no tienen fronteras, pueden ir más allá de las propias fronteras incluso del Estado español porque los lenguajes que se utilizan son universales, el texto es una de las piezas de las propuestas escénicas pero no es lo que más pesa como en el caso de teatro de adultos, hay mucho teatro de objetos y visual”.

Más que tendencias autonómicas cree que hay diferencias en el nivel de producción. Hay comunidades como Cataluña, Madrid, País Vasco o Andalucía que producen muchos más espectáculos para niñas y niños que otras comunidades como La Rioja, Cantabria o Extremadura.

¿Y a los niños de hoy que les gusta? “A los niños les gusta como a los adultos, palpar la realidad, la fuerza de lo presencial, que el teatro sea una experiencia no una opción de ocio más, que le deje huella. Eso es lo que podemos aportar las artes escénicas a los niños y niñas de hoy, las artes en vivo, algo que además pueden compartir con el de al lado”.

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.