Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Satanás se ha representado de numerosas formas a lo largo de la historia. El que llegará al teatro López de Ayala de Badajoz el 20 de enero encarnado por el actor José Antonio Lucia habla en verso, canta y baila, tiene sentido del humor y destila cierta ternura. Es el ‘Satanás’ del dramaturgo extremeño Marino González que estrena esta nueva propuesta para la compañía De la Luna Teatro.

‘Satanás’ cierra una trilogía que comenzó hace seis años con ‘Muerte por ausencia’ y siguió con ‘Laberinto: anatomía del presente’. Aunque inicialmente el autor no las escribió como una trilogía acabó siendo vista así por los críticos y los lectores por su planteamiento.

“Es una obra existencialista, con tintes del teatro del absurdo. En cada una hay tres personajes y tienen en común la reivindicación de un lenguaje propio del teatro como género literario, un teatro en el que el texto predomine sobre cualquier otra cosa”, según explica el autor.

‘SATANÁS’ PROPONE UN TEATRO POÉTICO CON UNA ESCENOGRAFÍA MÍNIMA

Marino González echa de menos un teatro que considera en declive frente a las propuestas actuales que presentan un lenguaje y unos códigos cada vez más parecidos a los del cine y las series de televisión.

Por ello en ‘Satanás’ la poesía cobra una fuerza importante, el demonio habla en verso, introduce la música como un elemento que ayuda a avanzar en la trama y prescinde de la escenografía, que es minimalista.

Si en la primera obra de la trilogía la escenografía la componen ocho candelabros y en la segunda un confesionario y dos reclinatorios, en esta se representa el teatro siciliano de Taormina con cuatro columnas derruidas en el suelo.  “Igual se hizo en la primera ‘Medea’ de Unamuno que se representó en el Teatro Romano de Mérida en 1933, no había frente escénico, sólo cuatro trozos de columnas”.

Los tres actores de la obra ‘Satanás’ de Marino González.

Satanás disfrazado de mendigo se oculta durante años entre las ruinas del teatro de Taormina esperando a que llegue gente. Allí recala una pareja de españoles recién casados a los que intenta enfrentar para que sean honestos consigo mismos.

Satanás consigue, durmiendo a uno y a otro, sacarles secretos inconfesables que se ocultan ambos. “Lanza preguntas con las que todo el mundo se va a sentir identificado, porque en todas las relaciones hay secretos que se guardan y que sirven para que la relación tire hacia delante. Son las reflexiones de siempre sobre qué hacemos aquí y qué queremos”, explica el autor.

JOSÉ ANTONIO LUCIA ENCARNA A UN SATANÁS HUMANO Y CÓMICO

Marino González quiere recuperar la esencia de ese teatro con guiños, reconoce que es un autor del siglo XXI y no quiere renunciar a ello. Por eso ‘Satanás’ es una obra contemporánea y actual en la que rompe todos los mitos de Satanás, alejándose de todos los clichés del mal. “El mal no es ajeno a nosotros, convive con nosotros”, añade.

El actor José Antonio Lucia ha disfrutado mucho dando vida a este personaje mítico, según confiesa. “Afronto el personaje desde un punto de vista humano y también desde lo cómico, con un tono satírico y divertido, pero también desde la ternura. En algún momento los tres personajes intiman de una manera muy humana”.

El elenco lo completan la actriz Ana García y el actor Jesús Manchón, que dan vida al matrimonio español que se encuentra con Satanás. La música, escrita por Marino González, ha sido compuesta por Claudio Gutiérrez Granero  y el diseño de escenografía es de Miguel Ángel Castro ‘Mikelo’.

 

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.