Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

 

Petra Leduc es el personaje de ficción que ha creado la directora y dramaturga extremeña Memé  Tabares para rendir homenaje a todas esas artistas maltratadas e injustamente olvidadas con motivo del Día Internacional de los Museos. La obra teatral ‘La vida secreta de Petra Leduc’, inspirada en algunos episodios de la vida de la escultora francesa Camille Claudel (1864-1943), se representará los días 17 y 18 de mayo en el Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA), de la Diputación de Badajoz, protagonizada por Maite Vallecillo, Ana Fernández y Jorge Barrantes.

La pinacoteca provincial ha querido con esta iniciativa recordar en el Día Internacional de los Museos a todas las mujeres artistas que se quedaron en el camino y que pese a su talento vieron truncadas sus carreras y anulada su creatividad por la incomprensión social.

“Cuando una artista molestaba y no se dedicaba sólo a pintar pajaritos y paisajes y quería estar al mismo nivel que los hombres le achacaban paranoias o histerias y acababan internadas en manicomios”, explica Memé Tabares, que expone con esta obra una realidad dura y punzante­: la injusticia que se cometió con las mujeres artistas, las humillaciones y el robo. “La sociedad no les perdonó poseer un genio artístico igual o superior al de los artistas varones”.

‘La vida secreta de Petra Leduc’ comienza en un manicomio y narra los recuerdos de la vida de la protagonista. Aunque Memé Tabares se ha basado para construir esta historia en muchos episodios de la vida de Camillle Claudel, la obra, que no se sitúa en ningún momento temporal ni espacial, recoge todo lo que ha ocurrido a las mujeres artistas durante siglos, “son patrones que se repiten una y otra vez a lo largo de la historia”.

De Claudel se ha hablado como la musa, la discípula y la amante de Rodin, “cuando su categoría artística podría ser igual e incluso estar por encima de la de él. Hay obras en grupos escultóricos  firmadas por Rodin que son de ella”.

Sin embargo, Claudel fue “una mujer masacrada por su propia familia”. Estuvo internada 34 años en un manicomio, donde murió en la más absoluta soledad, a pesar de su recuperación. Su familia prohibió que recibiera visitas y nunca fueron a verla, salvo su hermano Paul que la visitó siete veces. Falleció en 1943 y fue enterrada en una tumba sin nombre en el pequeño cementerio de la institución mental de Montdevergues.

Memé Tabares en una imagen del Festival de Teatro Clásico de Mérida de 2014.

En la mayoría de los casos, según explica Memé Tabares, no es que estuvieran locas, es que no aguantaban su genio, “no se amoldaban a lo que se esperaba de la mujer, de lo establecido socialmente”. Por eso el caso de Camillle Claudel es sólo uno más, “hay muchos y en diferentes épocas de mujeres artistas, intelectuales y pensadoras que cuando molestaban eran encerradas en manicomios. Ha sido una constante, una situación normalizada”.

Memé Tabares recuerda que en el libro de Ángeles Casos ‘Las Olvidadas’ uno de los patrones que se repite es que la mujer que empieza a pintar o se dedica al arte es porque su padre lo permite, o es artista y la admite en su taller para que le ayude y haga el trabajo duro, “pero no es por admiración ni porque se convierta en una artista”. En el caso de Claudel,  su padre no se opuso, “pero fue repudiada y le robaron su obra”.

La falta de reconocimiento de las mujeres artistas no es algo de siglos pasados. “Hace poco tiempo  un artículo publicado en El País recogía los cien artistas contemporáneos del momento, entre los que no se encontraba ni una sola mujer”, recuerda la dramaturga.

En el montaje de ‘La vida secreta de Petra Leduc’ que llevará al Museo de Bellas Artes de la Diputación de Badajoz, producido por Producciones Escénicas Kepler, han colaborado profesores y alumnos de la Escuela de Artes y Oficios ‘Adelardo Covarsí’,  que han aportado parte del atrezzo y han cedido bocetos y dibujos.

Memé Tabares cuenta con una dilata trayectoria profesional, como actriz ha destacado en sus múltiples interpretaciones en el Festival de Teatro Clásico de Mérida en producciones como ‘Edipo Rey’ (2014), versión de Miguel Murillo dirigida por Denis Rafter, ‘Electra’ (2012), versión de Vicente Molina Foix, dirigida por José Carlos Plaza, o ‘El viaje de las Heoridas’ (2011) dirigida por Cristina Silveira. También son conocidas sus representaciones con la compañía Suripanta Teatro.

Como directora destacan sus trabajos ‘Mi hermano Polinices’ (2011) y ‘Prometeo, del Fuego a la Luz’ (2004) en el Festival de Teatro Clásico de Mérida. Otra de sus obras, ‘El Jardín del Mundo’ (2010), recibió el Premio Jara 2010 al Mejor Montaje y Mejor Dirección, mientras que ‘Las Parcas’ estuvo nominada en 2002 a los Premios Max de Teatro como Mejor Espectáculo Revelación.

El público podrá disfrutar del Museo de Bellas Artes y del teatro a la vez. Habrá dos pases el 17 de mayo y otros dos el 18 de mayo de ‘La vida secreta de Petra Leduc’ (19:30  y 21:00 horas). Las entradas pueden retirarse de manera gratuita desde el lunes 14 de mayo en horario de 9:00 a 14:00 horas en el mismo museo.

 

 

 

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Escribe un comentario