Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

¿Qué diría el dramaturgo y poeta extremeño Torres Naharro si ve al público de Madrid cinco siglos después aplaudiendo a rabiar su obra Soldadesca, representada por un puñado de los mejores actores de la escena extremeña? “No se lo hubiera creído”, responde entre risas Agustín Iglesias,  director de la puesta en escena de esta obra del siglo XVI que se acaba de estrenar con gran éxito en el Teatro de la Comedia de Madrid. El lunes 27 de marzo el público extremeño tendrá la oportunidad de disfrutarla, se presentará en el López de Ayala con motivo del Día Mundial del Teatro.

El teatro madrileño colgó el cartel de “lleno”, la ocasión lo merecía, y el público con sus ovaciones obligó a salir a saludar a los actores hasta tres veces. El equipo se mostró sorprendido y agradecido. “Fue más de lo que esperaba, que la gente saque entradas para una lectura dramatizada no deja de sorprender y de resultar gratificante”, señala Agustín Iglesias.

Esta ‘epopeya’ teatral comenzó cuando la Compañía Nacional de Teatro Clásico encargó a Iglesias, actor y director de la compañía extremeña Guirigai, dirigir este proyecto. La compañía nacional organiza desde hace unos años un ciclo de dramatizaciones de autores clásicos españoles poco representados u olvidados pero con un gran valor. Y ese era el caso de Bartolomé Torres Naharro (1485-1520?), el primer teórico del teatro de su época, “muy conocido en el mundo académico porque es una figura fundamental del teatro del Renacimiento en Europa, pero un gran desconocido para el gran público”, añade.

Decidió montar Soldadesca con actores de Extremadura. Llamó a sus compañeros de otras compañías de la región y se unieron para poner sobre el escenario esta obra en verso que refleja la realidad que vivió su autor. “Son personajes muy contundentes, estamos hablando de mercenarios, soldados, hombretones muy hechos, con mucha experiencia, y sólo se podía montar con actores muy veteranos, que pudieran dar mucho material humano, que puedan transmitir mucha experiencia vital”. Y la elección ha dado un buen resultado, “nos hemos reído juntos, hemos trabajado con ahínco y ha sido muy gratificante escuchar sobre el escenario esas voces tan diferentes, tan contundentes y llenas de tanta vitalidad y  registros distintos”.

‘Soldadesca’ ha reunido a José Vicente Moirón, Esteban García Ballesteros, Francisco Blanco, Fermín Núñez, Santiago Rivera, Fernando Ramos, Cándido Gómez, Javier Llanos, el mismo Agustín Iglesias y el actor italiano Marco Ricci, que han realizado un importante trabajo de dramatización. “No es en sí una puesta en escena, los actores salen al escenario con un texto en las manos, es un acercamiento a los personajes, están leyendo dando un punto de vista de los personajes”, explica.

Se hace una pequeña puesta en escena porque hay movimiento, sobre todo para clarificar el espectáculo, porque es un texto del siglo XVI con un lenguaje en verso, lleno de germanías y de giros y con un castellano de la Roma de ese siglo, lo que lo hacía muy complicado.

soldadesca

Agustín Iglesias ha intentado ser lo más respetuoso y riguroso con la adaptación, “porque la obra está magníficamente bien construida. La mayor dificultad que tiene es que hay palabras en desuso”. Al final ha conseguido lo que se propuso, que la historia se entienda sin problemas. “Nuestro cometido no era hacer arqueología sino hacer que con un lenguaje de la época se pudiera disfrutar. Lo más importante es la intencionalidad de esos personajes en su actualidad, que también es la nuestra”.

SOLDADESCA, UNA OBRA MUY ACTUAL SOBRE CORRUPCIÓN

Soldadesca cuenta cómo el Papa encarga a un capitán que forme una tropa de 500 soldados para prepararla para la guerra. El capitán busca unos oficiales que le ayuden a hacerse con esa tropa, y la obra va mostrando en cinco jornadas la corrupción, “cómo unos van engañando a otros, cómo van a comprar armas y dicen que ha costado 40 cuando ha costado 10….todo un engaño en una sociedad muy violenta donde la corrupción es lo cotidiano”.

Según reconoce, Soldadesca asombra porque es una obra que dinamita desde dentro todo lo que es la cultura del honor, la cultura gloriosa del ejército y el sacrificio, el honor por España. Muestra a unos personajes que sólo ansían robar y llenarse la bolsa, dejando el discurso patrio muy dinamitado. Ofrece una visión muy cruda y muy realista de esa sociedad con un lenguaje muy directo, “todo muy contemporáneo”, añade.

Este tipo de obras eran encargos que hacían cardenales o el propio Papa y no se representaban en el teatro como tal, sino en salones después de la comida. ‘Soldadesca’ es, según Agustín Iglesias, muy interesante porque recoge gran parte la cultura popular de la Edad Media y la cultura popular carnavalesca con elementos del Renacimiento y la cultura latina.

Torres Naharro, que vivió la vida de un hombre de acción y de un intelectual muy representativo de aquella época, “fue un escritor muy excepcional, un poeta con una visión muy moderna”. Por ello, tanto poner en valor la obra como rescatar al autor y devolverlo al gran público han resultado ser también excepcionales e importantes para Extremadura.

Fotos: Antonio Becerra.

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.