El escritor extremeño Felipe Trigo nunca pisó Rumanía ni tuvo relación alguna con este país. Sin embargo, una de las aulas de la universidad rumana de Timisoara lleva su nombre y muchos alumnos rumanos conocen la obra de este autor de finales del siglo XIX y principios del XX. Algunos incluso han viajado a España para ir a la localidad natal del escritor, Villanueva de la Serena (Badajoz), ¿A qué se debe el fenómeno rumano de Felipe Trigo?