Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Mientras los españoles viven en confinamiento por una pandemia, ‘La Piedad’ del pintor extremeño Luis de Morales recupera su esplendor y juventud en el estudio de  María Antonia López de Asiaín. Esta restauradora del Museo del Prado desde 1986 es la encargada de restaurar una de las piezas más preciadas del Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz (MUBA). El cuadro regresará el próximo otoño con su aspecto original, según la Diputación de Badajoz.

El pasado 10 de marzo ‘La Piedad’ viajó para ponerse en las manos de López de Ansiaín, a quien se le ha encomendado la delicada labor de abordar la restauración de esta significativa y valiosa pieza.

El lienzo está fechado en el siglo XVI, en torno al año 1565, y fue adquirido por 120.000 euros a la familia pacense Cruz Villalón por la Diputación de Badajoz en 2019, con motivo de la celebración del centenario del MUBA, De esta forma se cumplía uno de los deseos de la pinacoteca provincial: tener en propiedad alguna obra de uno de los pintores más importantes de Extremadura. Morales tuvo su taller en Badajoz, donde desarrolló buena parte de su producción artística.

Se trata de un cuadro devocional, un óleo sobre tabla de pequeño formato que formó parte de la exposición monográfica que el MUBA le dedicó a Luis de Morales en 2018. En esa muestra se expuso ‘La Piedad’, cedida entonces por la familia pacense.

ELIMINAR BARNICES OXIDADOS Y REPINTES EN ‘LA PIEDAD’

María Teresa Rodríguez, directora del MUBA, explica que con esta restauración se pretende recuperar el aspecto original de la obra “eliminando barnices oxidados que oscurecían la policromía, así como repintes posteriores a su realización por el pintor pacense del XVI, que modificaban elementos y detalles del cuadro”.

Rodríguez precisa que esta intervención “permite conocer que el soporte de madera de nogal se encuentra en buen estado, así como la buena conservación de la policromía original, que sufre sólo una mayor pérdida en la zona inferior de la tabla”.

Iconográficamente la pieza puede relacionarse con ‘La Piedad’ conservada en una colección particular pamplonica publicada en el libro de Carmelo Solis de 1999 dedicado a Luis de Morales, por la presencia de la llaga en el torso producida por la lanzada. Esta no aparece en otras piezas como las conservadas en el Museo del Prado, o las de las catedrales de la Almudena de Madrid y la de Málaga.

restauración de La Piedad
‘La Piedad’ de Luis de Morales, el cuadro que adquirió el Museo de Bellas Artes de Badajoz.

LUIS DE MORALES, UNO DE LOS PINTORES MÁS PROLÍFICOS DE EXTREMADURA

Morales es considerado el mejor pintor entre los españoles de la segunda mitad del siglo XVI, después de El Greco. Sus obras se encuentran repartidas por diferentes puntos de España, hay algunas en Extremadura (retablos completos en Arroyo de la Luz o San Martín de Plasencia y cinco cuadros en la catedral de Badajoz). También las hay en Portugal, Nueva York, Alemania y otros países de Europa.

El próximo otoño ‘La Piedad’ será presentada en el MUBA y se dedicará una publicación monográfica al estudio técnico de la pieza y su detallado proceso de restauración, según Diputación de Badajoz.

 

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Escribe un comentario