Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Hace 15 años, cuando Francisco López estaba en cuarto de la ESO en su instituto de Plasencia (Cáceres), su profesora Yolanda de Lengua y Literatura les mandó a él y  a sus compañeros escribir una redacción: ¿Dónde te ves dentro de 15 años? El verano pasado, buscando unas partituras encontró la redacción y al leerla descubrió que no iba muy desencaminado. Quince años después sus pronósticos se habían cumplido, es un flautista de éxito que vive en el extranjero y ofrece conciertos con importantes orquestas europeas, como la Orquesta de la Ópera de Gotemburgo, en Suecia, donde es primer flauta, o la Orquesta Sinfónica de la Radio Danesa. Del 20 al 22 de abril tocará como solista con la Orquesta de Extremadura.

“Claro que imaginé lo que me está ocurriendo, si no me lo hubiera imaginado no hubiera llegado hasta aquí. He sido feliz el tiempo que he estado en Plasencia y en Extremadura, pero tenía una ambición, y tenía ganas de poder hacer todas las cosas que estoy haciendo”, comenta Francisco López mientras disfruta de unos días de descanso con su familia en Plasencia antes de iniciar una semana de intensa actividad musical en Extremadura.

El flautista placentino impartirá los días 18 y 19 de abril una clase magistral en el Conservatorio Superior de Música ‘Bonifacio Gil’ de Badajoz, el día 20 tocará con la Orquesta de Extremadura en Badajoz, el 21 en Cáceres y el 22 en Almendralejo. Este último concierto clausurará los actos del centenario del teatro Carolina Coronado. El 23 vuelve a Copenhague y en mayo participará en un concurso en Japón. El 12 de abril, ofreció un recital de flauta en la Diputación de Badajoz dentro del Ciclo Hojas de Álbum de la Sociedad Filarmónica de Badajoz.

A sus 30 años, Francisco López ocupa desde hace cinco la plaza de primer flauta en la Orquesta de la Ópera de Gotemburgo y durante este tiempo ha vivido en Suecia, pero desde agosto reside en Copenhague. “Me invitaron a tocar durante un año en la Danish Radio Symphony Orchestra como flautista solista y pedí una excedencia en mi trabajo en Gotemburgo. Estoy disfrutando mucho, es una orquesta muy buena, con un auditorio precioso y unos directores muy buenos. Hace poco hemos estado en California de gira, estoy muy contento”, señala.

Francisco López está viviendo con intensidad las oportunidades profesionales que se le presentan y que le están enriqueciendo como músico. Si con la Orquesta Sinfónica de la Radio Danesa las exigencias en la precisión, la afinación y la concentración son máximas, con la Orquesta de la Ópera de Gotemburgo está poniendo a prueba la espontaneidad. Son dos trabajos diferentes a los que se suma su actividad como solista con pianista acompañante y sus pinitos en la composición. “Estoy haciendo constantemente proyectos que me hacen sentirme muy vivo”, añade.

flautista Francisco López

Regresar y reencontrarse con la OEX es para este joven flautista un acontecimiento no menos importante que su periplo europeo. “Volver y tocar con ellos es un reto, porque es una orquesta a la que respeto mucho y a la que tengo mucho cariño, no sólo porque es la orquesta de mi tierra sino porque fue la que me dio mis primeras oportunidades como músico. La verdad es que tengo muchas ganas de tocar con ellos, y hacerlo con Pablo González en la dirección es un lujo”.

La OEX ha titulado precisamente este concierto, el duodécimo de su programa de abono,  ‘Reencuentros’. Pablo González dirigió en el 2016 a la Orquesta Joven de Extremadura, y aunque hasta ahora Francisco López no ha tocado con él lo considera un gran director, además es flautista.

“Es muy poco común encontrar un concierto para flauta en un programa de orquesta, normalmente los que tocan de solistas son violines, chelos, pianos… porque el concierto es más conocido y más vistoso, pero este de flauta va a ser maravilloso, porque Pablo lo conoce”, añade.

Después de tocar con diferentes orquestas europeas, ¿en qué nivel cree Francisco López que está la OEX? Tiene clara su respuesta: “Es muy importante que cada orquesta se adapte a la sociedad y a la comunidad en la que vive, y creo que la OEX lo está haciendo muy bien, es la orquesta de todos, tienen muchos proyectos dirigidos a niños, a otros públicos, y está conectando muy bien con la sociedad extremeña”.

Para el flautista placentino, la OEX “no tiene nada que envidar, aunque siempre está bien mirarse en otros, lo más importante es que tenga su propio estilo e identidad. Estoy en contra de que todas las orquestas tengan que ser como las orquestas europeas, las de Berlín, Londres…cada una tiene que tener su propia personalidad”.

FRANCISCO LÓPEZ ESCRIBE UNA OBRA RELACIONADA CON EXTREMADURA

La evolución de las orquestas y el eterno dilema sobre si sólo deben hacer música clásica o también propuestas más actuales y ‘rompedoras’ está presente también en Europa. “En Suecia, la Orquesta de Gotemburgo cada año hace un musical, es algo que no disfruto demasiado como músico pero le viene bien económicamente y tiene una aceptación impresionante”. A Francisco López, que las orquestas toquen con otros músicos que no son de clásica no le parece mal, “por eso no nos estamos vulgarizando, pero no puede ser lo único por lo que se conozca a  una orquesta, que tiene que seguir viva y tiene que seguir haciendo sus propios proyectos”.

“En Dinamarca dimos un concierto de música para videojuegos y te prometo que en mi vida he escuchado una audiencia tan silenciosa y que aplaudiera con tantas ganas”, recuerda entre risas. “Yo no le hago ascos a nada, he tocado de todo, cuando tenía 16 o 17 años tocaba el teclado en verbenas por Extremadura y Castilla-La Mancha, y eso fue un momento de mi vida en el que aprendí otras cosas, ahora me estoy dedicando de lleno a otras”, señala.

Y uno de sus proyectos futuros tiene que ver con Extremadura. El próximo verano quiere estrenar en esta región una obra que está escribiendo para orquesta y flauta solista y que se titula ‘El bailaero de las gitanas’. Quiere hacerlo con una de las orquestas con las que trabaja, la C/O Chamber Orchestra, una orquesta de cámara surgida en Berlín e integrada por 30 músicos que trabaja sin director ni jerarquías. La obra, según explica, tiene muchos elementos folclóricos de Extremadura, concretamente de Plasencia y del Valle del Jerte, y abarca muchos temas, “se habla de la tradiciones, de la identidad del pueblo gitano y también de la violencia de género, toca varios temas de actualidad”.

La intención de Francisco López es acercar el mensaje de la música a la sociedad extremeña “y hacer que ésta se sienta identificada con la música clásica y vea que una orquesta que viene de Berlín es capaz de hablar de lo que ellos conocen, hacer de la música un lenguaje universal”, añade.

¿Cómo se ve Francisco López dentro de otros quince años? “Espero en los próximo cinco o diez años seguir dando los conciertos que ahora, quiero dedicar este tiempo a tocar y ganar experiencia, hay mucho repertorio todavía para mí desconocido, pero después creo que empezaré a pensar en la docencia, en enseñar todo lo aprendido”. De momento podéis disfrutar con su música esta semana con la Oex.

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.