Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Feliz estaría Porrina de Badajoz de ver a los artistas flamencos impartiendo clases de cante y baile en los conservatorios de la ciudad que le vio nacer y le escuchó cantar. Era premonitorio que colocaran su estatua de bronce junto al edificio del Conservatorio Superior ‘Bonifacio Gil’ en plena plaza de la Soledad, muy próxima a la plaza Alta que tanto frecuentó el cantaor del clavel en la solapa y las gafas de sol.

Por primera vez en la historia, el Conservatorio Profesional ‘Juan Vázquez’ de Badajoz ofrece un Curso de Flamenco a sus alumnos y a los del Conservatorio Superior ‘Bonifacio Gil’, ambos dependientes de la Diputación de Badajoz, y a todas las personas interesadas que tengan unos conocimientos mínimos de las disciplinas que se van a impartir (cante, baile, piano, flauta travesera, viola y percusión).

Aunque de momento sólo es un curso que se desarrollará de marzo a mayo (tres horas semanales), tiene una gran relevancia, ya que con él “se siembra la semilla para contar pronto con la especialidad de flamenco en nuestras aulas”, según Yolanda Sánchez, directora del Conservatorio Profesional ‘Juan Vázquez’.

EL FLAMENCO LLEGA A LOS CONSERVATORIOS PARA QUEDARSE

Esta es la intención y el interés tanto de la Diputación de Badajoz como de la dirección del conservatorio y de los flamencos, quienes consideran “de justicia” que el flamenco tenga un carácter académico y se convierta en titulación oficial en una provincia como la de Badajoz, donde éste no es sólo un arte o una expresión cultural sino que también es un vehículo de desarrollo económico que proporciona “retornos económicos”, según recuerda el diputado de Cultura, Francisco Martos.

flamenco extremeño
El diputado de Cultura, Francisco Martos, (en el centro) junto a la directora del Conservatorio Profesional, Yolanda Sánchez, y algunos de los profesores del Curso de Flamenco. Foto: Diputación de Badajoz.

Martos define esta actividad como un “curso piloto de lo que tiene que venir”. Lo genuino y espontáneo de este arte “tiene que corresponderse también con una formación de excelencia y unos conocimientos que se transmitan en las aulas”, añade.  

Para esta primera edición del Curso de Flamenco se ha contado con figuras conocidas del flamenco extremeño, cualificadas para dar clases y que saben trabajar con partituras. Forman parte del profesorado Javier Conde (profesor de Guitarra); Manuel Pajares (profesor de Cante), Jesús Ortega (profesor de Baile); Pedro Ricardo Miño (profesor de Piano); Ostalinda Suárez (profesora de Flauta travesera-viento); Rosa Escobar (profesora de Viola-cuerda); y José Carlos Losada (profesor de Percusión).

EL LUGAR QUE LE CORRESPONDE AL FLAMENCO EXTREMEÑO

El bailaor Jesús Ortega, profesor del curso, incide en la necesidad que tienen los flamencos de contar en Extremadura con una formación reglada, para no tener que ir a otros conservatorios “a estudiar nuestro flamenco”. Este curso, en su opinión, “es un paso importante para demostrar que se necesita la titulación de flamenco”.

Ortega agradece a la Diputación de Badajoz su apuesta por el flamenco, como demuestra el Aula de Flamenco que ha creado con la Universidad de Extremadura (UEX),  el circuito Pasión por el Flamenco o el Festival Porrina de Badajoz que este año alcanzan ambos su decimonovena edición.

“Estamos situando al flamenco extremeño en el lugar que le corresponde, que es la educación”, concluye Jesús Ortega.

 Foto principal: Santiago García Villegas.    

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.