Categoría

Música

Categoría

Melodien String Quartet prueba el sonido de su música en las piedras de castillos, puentes, monasterios y yacimientos. Esta formación musical extremeña cree que el espacio físico en el que se interpreta música importa, y mucho. Y así han iniciado, con el fin de atraer a un público más amplio, la grabación de vídeos del cuarteto tocando en emplazamientos históricos de Extremadura. Ya han grabado varios vídeos en el castillo de Alburquerque, que se pueden ver en sus perfiles en redes sociales, y quieren llegar a otros enclaves de la región y probar así su acústica. Tras Alburquerque, sus próximas paradas para tocar y ser grabados en vídeo serán Valencia de Alcántara y Alcántara, con su majestuoso puente romano de fondo.

Un día en Primaria le pusieron en clase de Música el Concierto de Aranjuez e Inés Badalo lo tuvo claro. Dijo: “Ay, pues yo quiero tocar eso, quiero aprender a tocar la guitarra”. Y así fue cómo se inició su relación con la música, primero con la guitarra y después con la composición. Se apuntó a la Escuela Municipal de Olivenza con 10 años y dentro de unos días, a sus 27 años, vivirá uno de sus momentos musicales más emocionantes. El Trío Arriaga, uno de los más prestigiosos grupos de cámara de España, estrenará una de las obras de esta oliventina, por encargo, ni más ni menos, que del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM).

Un día como hoy hace 20 años conocimos la muerte prematura del pianista español más internacional del siglo XX, Esteban Sánchez Herrero (Orellana La Vieja, 1934-1997). Un virtuoso del piano que dejó una profunda huella en todos los que le conocieron y le trataron. Recordamos a este insigne extremeño con Justo Romero, pianista, crítico musical en Scherzo y el Diario Levante, y amigo del extremeño que compartió el Premio de Virtuosismo con Daniel Borenboim en Roma en 1954 y que asombró al mundo con su magistral interpretación de ‘Iberia’ de Albéniz.

Neopercusión no es cualquier grupo de percusión. Es una formación especializada en la nueva música escrita para percusión que se ha distinguido después de 23 años de trayectoria como uno de los grupos más arriesgados e innovadores del panorama musical actual, convirtiéndose en un referente internacional de la percusión española. Sus originales propuestas abarcan todos los ámbitos: clásico, étnico y contemporáneo. El lunes 23 de enero estos músicos viajarán hasta Extremadura para presentar un novedoso e interesante programa incluido en el VIII Ciclo de Música Actual de Badajoz. Tocarán en el  teatro López de Ayala a las 20:30 horas y la entrada es libre.

La Orquesta de Extemadura (OEX) retrocede esta semana al siglo XVIII en una apuesta valiente y arriesgada de la mano de Aarón Zapico con un programa titulado ‘Fiesta viva y ruidosa’ en el que recupera piezas históricas en tiempos modernos, no escuchadas en Extremadura desde hace más de dos siglos. Este director y clavecinista asturiano, referente en la recuperación del legado musical español, regresa a Extremadura, donde ha trabajado en varias ocasiones en la última década. En el 2008 actuó en el XXV Festival Ibérico de Música de Badajoz con Forma Antiqva, la agrupación de música barroca que fundó en 1999. Más recientemente, en el 2015, Aarón Zapico también se puso al frente de la Oex como director invitado para rendir homenaje al Quijote. Aarón Zapico nos habla en esta entrevista de su nueva aventura dieciochesca.

“Ustedes no interpretan a Astor Piazzolla cuando realizó estos temas, lo hacen como lo haría él si viviera hoy. En mi opinión, excelentes artistas se han querido meter en el alma de Astor pero su espíritu se ha metido en el de ustedes”. Estas palabras de reconocimiento dedicó Kathy Piazzolla, sobrina segunda del reconocido bandoneonista y compositor Astor Piazzolla (1921-1992), a Libertango Extrem, el quinteto extremeño especializado en los tangos del argentino, considerado uno de los músicos más importantes del siglo XX.

De Barcarrota al Auditorio Nacional. El viaje musical de Manuel Torrado, la voz extremeña del Coro Nacional de España, se inició cuando apenas contaba 6 años y aprendía música con el maestro de la banda municipal de su pueblo, Barcarrota (Badajoz). Con 9 años siguió los pasos de su padre, que le llevaron a la capital pacense hasta el Conservatorio Profesional y después al Conservatorio Superior de Badajoz. De ahí dio el salto a Madrid, donde la voz de este barítono acompaña a la Orquesta Nacional de España en todos sus conciertos.