Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

El payaso, actor y escritor Pepe Viyuela regresa esta semana a Extremadura, una región a la que se siente muy vinculado, para presentar con la Orquesta de Extremadura (OEX) ‘Bestiario del Circo’, un espectáculo que aúna música, poesía y humor como excusa para recordar el problema de los refugiados. Pepe Viyuela nos habla en esta entrevista de este estreno, de su regreso este verano al Festival de Teatro de Mérida, de la serie que acaba de grabar, ‘Matadero’, para Antena 3 TV y de su nuevo proyecto teatral, además de su amor por el circo.  

¿Qué es ‘Bestiario del Circo’? 

Es un libro que escribí hace bastantes años en el que hablo de mi relación con el circo y menciono en él a todos los personajes que aparecen en un circo, desde los payasos y los domadores a los animales. Este libro ha dado pie a hacer este proyecto musical con la Orquesta de Extremadura (OEX) en el que yo leeré algunos textos y haré, como payaso, un par de números de humor conocidos que hice hace algunos años en televisión. ‘Bestiario del circo’ es un libro poético, aunque no está escrito en verso, con un tono fabulador. Los bestiarios eran libros que en la Edad Media se utilizaban para describir por parte de los viajeros y naturalistas de la época todo lo que habían visto en sus viajes, entonces no existía la fotografía ni tampoco la televisión, por eso escribían y dibujaban. En mi libro el actor Miguel Cubero realizó las ilustraciones. Ahora, el compositor César Guerrero es el creador y productor de este espectáculo híbrido de música y poesía para todos los públicos que dirigirá el maestro Raúl Miguel Rodríguez.

¿Se ha compuesto la música para la ocasión?

No, se ha hecho una selección de piezas musicales de compositores de distintas épocas que guardan alguna relación con el mundo del circo. La idea inicial era componer la música pero al final se ha hecho una selección muy reconocible por todo el mundo. La idea de César es hacer este espectáculo en más sitios, pero dependerá de la disponibilidad, porque esto no es algo a lo que yo me dedico habitualmente y hacer una gira es algo complicado porque tengo otros compromisos teatrales y en televisión, no es fácil compatibilizar, pero la posibilidad existe, el planteamiento inicial es así.

¿Qué se busca al unir a una orquesta sinfónica con este libro y con el tema del circo?

Esto permitirá acercar tanto el libro, como la música clásica y el mundo del circo a la gente, pero además en este espectáculo hay una idea de fondo, que es hablar del problema de los refugiados. A través de la idea del circo es muy fácil hablar de los refugiados porque los refugiados son también gente que se mueve, que tiene que encontrar un sitio donde instalarse, gente que tiene que hacerse ver y escuchar y que lo tiene muy difícil para sobrevivir. Hemos buscado con este concierto aunar música, circo y poesía como excusa para hablar de los refugiados, es un concierto con un contenido social. Los refugiados, la trashumancia, el movimiento y las personas que están perdiendo sus raíces estarán presentes en el concierto. El objetivo es que no se olvide este tema, que no pase desapercibido, queremos volver a ponerlo sobre la mesa y plantarle cara a este problema tan grave que tenemos y que nos afecta a todos, es un granito de arena más para concienciar a la sociedad.

Pepe Viyuela es un amante defensor del circo ¿Qué encanto le encuentra?

Para mí el circo es algo épico y fundamental, es el lugar donde uno se mide consigo mismo y donde busca el más difícil todavía, donde la poesía no necesita de la palabra porque uno se juega la vida en el trapecio, o consigue comunicarse con el público de una manera muy distinta a la que se hace en el teatro habitualmente. En el circo se buscan otras cosas, el riesgo, el alarde, la dificultad, la capacidad de superación, se busca hacer parecer fácil lo que para la mayor parte de la población es absolutamente imposible, como hacen los malabaristas, los contorsionistas o los equilibristas. Todo lo que envuelve el circo y lo que ha significado durante muchos años, la idea de la trashumancia, de la ausencia de raíces… en el circo se reúnen nacionalidades y lenguas diferentes, ha sido el circo siempre un espacio de acogida fundamental para los que en otros sitios no tenían espacio. En otras épocas, personas con dificultades o con deformidades se reunían en los circos y formaban una gran familia, no sólo para sobrevivir sino para respetarse y encontrar un lugar y un espacio común. El circo tiene unos valores que no tiene  el teatro, y mira que me gusta el teatro, el circo ha sido y es un espacio para la convivencia, para el encuentro y la búsqueda de nuevas metas.

¿Eso se ha perdido?

Eso no se ha perdido, pero la avalancha mediática y de medios de comunicación han sepultado este tipo de actividades de otras épocas más ligadas a lo pasional y a lo romántico. Creo que hay un nuevo circo, un circo que tiene un espacio, ahora la prohibición de los animales está llevando a una renovación. Ahí está el Circo del Sol, un referente internacional que está abriendo camino a nuevas posibilidades, y también hay muchas escuelas de circo donde gente joven está aprendiendo nuevas formas y nuevos modos de expresión que sólo son posibles en el marco del circo. Es algo que me apasiona y me fascina, es un espacio quizás confuso y por ello mucha gente no se acerca lo suficiente para conocer toda la magia, el encanto y la belleza que encierra.

Pepe Viyuela

En una persona polifacética como Pepe Viyuela ¿Qué tiene más peso, el actor, el payaso o el escritor? En su faceta de poeta ganó la segunda edición del Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro con su primer poemario ‘Y amarte sin saber’.

No me considero escritor, me gusta escribir y ahora estoy escribiendo un nuevo bestiario, el Bestiario del Teatro, pero un escritor es alguien más dedicado a la escritura. Me considero actor, y payaso también. Si tuviera que elegir entre ambas facetas elegiría la de payaso, porque es la que más satisfacción me da, pero como no tengo que elegir intento compatibilizarlas lo mejor posible y hasta ahora me va bien, no tengo que renunciar a ninguna. El espacio donde mejor me desenvuelvo y donde más disfruto como actor y como payaso es el teatro.

También es una persona generosa y comprometida socialmente, participa en varias oenegés y defiende algunas causas sociales. 

Es algo que no puedo evitar, vivo en el mundo en el que vivo y me interesa lo que pasa a mi alrededor, es difícil que te resbale o te de igual lo que pase a tu lado, es una cuestión de coherencia. No soy un activista en todo el sentido de la palabra, porque trabajo como actor y como payaso y me implico en este tipo de cosas, pero de una forma tangencial, no es mi labor principal, pero creo que hay que hacerlo.

¿Esta concienciación social fue la que le llevó a dar el paso con Podemos?

De alguna manera también tiene que ver con ese querer estar y querer significarte, porque también tiene que ver con la salud de una sociedad que puedas decir lo que piensas sin temor a que te vayas a quedar sin trabajo, o sin temor a que aquel que piense mal de ti te vaya a poner una cruz. El respeto pasa por saber qué opina mi vecino y respetarlo fundamentalmente. Por simpatía con Podemos se me posibilitó significarme, concretamente a favor de la lista  de Errejón, y hay gente a la que no le pareció bien que un actor se signifique, pero yo creo que seas médico, actor o carpintero uno tiene unas ideas y unas opiniones y no me parece muy sano guardárselas, es sano compartirlas y debatir,  y que la sociedad se construya sobre la diferencia de las personas y el respeto a todos. Mi activismo es muy tenue porque tengo mi trabajo y mi implicación política también lo es en la medida que yo creo que la política es una actividad muy seria que necesita muchas horas y mucho trabajo y yo no tengo ni esas horas ni la vocación política como para dedicarme a ello. Participo en las asambleas y doy mi opinión cuando se me pide pero nada más, soy un militante de base.

¿Esa implicación o significación política le ha pasado factura?

Yo diría que no, aunque no sé qué me hubieran ofrecido si no me hubiera significado, pero trabajo no me ha faltado. No, no afortunadamente, afortunadamente para mí y para el país, creo que estamos en un país suficientemente maduro como para no condenar a nadie por su forma de pensar o sus ideas, sería terrible. Hasta ahora no he notado ninguna fobia hacia mi persona por el hecho de haberme posicionado políticamente, el día que ocurra no tendré ningún empacho en decirte que ha pasado, pero hasta ahora no.

Pepe Viyuela es asiduo a Extremadura, a donde vuelve una y otra vez. Este verano regresa al Festival de Teatro de Mérida.

Cuando César Guerrero me propuso este proyecto con la OEX yo le dije que ningún sitio mejor que Extremadura, donde me siento a las mil maravillas, como en casa. Precisamente acabo de pasar unos días de descanso en La Vera (Cáceres) y ya mismo estoy otra vez de vuelta. No soy de ahí pero me unen muchos lazos afectivos, tengo amistades y muchos vínculos, como la compañía Asaco de teatro y circo, y mucha otra gente repartida en Extremadura. Pinta muy bien empezar el año con un par de conciertos allí. He estado  en varias ediciones en el Festival de Teatro de Mérida y este año vuelvo con ‘Filoctetes’, de Sófocles, me hace mucha ilusión volver, hacía dos o tres años que no iba. Esta es una obra que dirige Antonio Simón y uno de los compañeros de reparto es Pedro Casablanc, habrá un coro muy grande, pero está por cerrar el reparto, aún es muy pronto.

¿Qué otros proyectos aguardan a Pepe Viyuela?

Terminamos de grabar ‘Matadero’ el 21 de diciembre y no sé cuándo la estrenará Antena 3 TV. Tengo ya en proyecto una función teatral que empezaré a ensayar en febrero, es ‘El Burlador de Sevilla’, de Tirso de Molina, que se estrenará el 13 abril en el teatro Príncipe de Madrid, es una producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Ese es mi próximo proyecto teatral.

¿Cómo le fue en ‘Matadero’, la nueva serie de televisión que protagoniza tras la comedia ‘Olmos y Robles’?

La experiencia de ‘Matadero’ ha sido muy buena, me gustó mucho el proyecto desde el principio hasta el momento de ponerlo en pie y grabarlo, ha resultado muy fácil y lo hemos pasado muy bien. Ahora estamos expectantes con el resultado, a ver si a la gente le gusta y le provoca la misma sensación que a nosotros. Es un guion muy bueno. No es de humor, aunque el humor está presente de una forma secundaria, lo han bautizado como “thriller ibérico”. Hay misterio y violencia, y el humor está presente, y encontrar el equilibrio resultaba una dificultad añadida y un aliciente más. El público es el que ahora tiene que valorar y decir si lo hemos conseguido o no.

Para todos los que queráis ver a Pepe Viyuela con la OEX, el concierto ‘Bestiario del Circo’ tendrá lugar en los Palacios de Congresos de Badajoz y Cáceres  los días 12 y 13 de enero a las 20:00 horas, respectivamente. Las entradas y  los detalles del programa  lo podéis encontrar en la web de la Orquesta de Extremadura.

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.