Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Patricia Kopatchinskaja es la apuesta del Festival Ibérico de Música en su nueva edición, la trigésimo cuarta, que se celebra del 19 de mayo al 21 de junio en la capital pacense organizada por la Sociedad Filarmónica de Badajoz. Traer a Extremadura a una intérprete como la Kopatchinskaja es sin duda una apuesta valiente, creativa y a la vez arriesgada, más o menos como es ella. La violinista de origen moldavo no deja indiferente a nadie, su trabajo y su personalidad han hecho temblar los cimientos de la música clásica y revolverse en sus asientos a los clásicos de la música.

Considerada una solista única por su forma de entender y de interpretar la música, poco ortodoxa y muy alejada de lo tradicional, Kopatchinskaja (Chisináu, Moldavia, 1977) es aplaudida por los críticos no sólo por su técnica y su talento, que son brillantes, sino también por su carácter, su energía, su capacidad actualizadora de las obras y su acercamiento a la música actual.

Sólo hay que ver sobre el escenario a esta violinista para comprender su especial relación con la música. Transmite emociones a través del violín, pero también a través de sus gestos expresivos, sus movimientos corporales y sus pies descalzos. Es como si la Kopatchinskja entrara en trance y recuperara del más allá musical el alma de los grandes compositores para devolvérsela al espectador en el patio de butacas.

Dicen de ella que se toma muchas libertades, lo que le ha acarreado algunos detractores. Sin embargo, para muchos críticos no es una “caprichosa”, Kopatchinskaja es una intérprete con cosas que decir “y, en un mundo tan tendente a la huera perfección y la aséptica ortodoxia como el de la música clásica, ella trae aromas de otros tiempos, de ese siglo XIX en el que los solistas no eran autómatas, sino creadores”.

KOPATCHINSKAJA Y LA ORQUESTA DE EXTREMADURA CON SIBELIUS

Sólo a la Sociedad Filarmónica de Badajoz se le puede ocurrir hacer un “regalo” de este calibre a la audiencia extremeña. En unos días, volará de Suiza a Badajoz esta intérprete versátil, cuyo repertorio abarca desde el Barroco y lo clásico hasta nuevas obras de encargo y grandes obras modernas, como ‘Siete’ de Peter Eötvös, el Concierto para violín de Ligeti y obras de Tigran Mansurian, Mauricio Sotelo, Vanessa Lann o Esa-Pekka Salonen.

El 19 de mayo Kopatchinskaja abrirá con la Orquesta de Extremadura (OEX), dirigida por Álvaro Albiach, el XXXIV Festival Ibérico de Música en el Palacio de Congresos de Badajoz a las 20:30 horas. Interpretarán el Concierto para Violín y Orquesta de Jean Sibelius, una de las obras más populares del romanticismo, estrenada en 1903. En la segunda parte del programa, la OEX tocará la Sinfonía nº3 de Johannes Brahms.

Los extremeños tienen una oportunidad única de disfrutar de esta solista que ha tocado con algunas de las mejores orquestas europeas, entre ellas la Staatskapelle Berlín, la Orquesta Filarmónica de Berlín o la Orquesta Filarmónica de Londres, con la que se presentó el pasado mes de febrero en el Lincoln Center’s de Nueva York.

Buen provecho!!

Foto: Marco Borggrave

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.