Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

La soprano extremeña Carmen Solís debuta en el rol de Soleá, la protagonista femenina de la ópera ‘El gato montés’ que se representa del 23 de noviembre al 2 de diciembre en el Teatro de la Zarzuela de Madrid coincidiendo con el centenario de esta obra de Manuel Penella. La extremeña da un paso más en su carrera artística con su participación en esta producción del Teatro de la Zarzuela que dirige José Carlos Plaza, tres veces ganador del Premio Nacional de Teatro. “Es un gustazo trabajar en esta obra tan inmensa, es un proyecto muy bonito”, reconoce ilusionada antes de su estreno.

Carmen Solís subirá al escenario rodeada de un importante elenco. Participan la Orquesta de la Comunidad de Madrid (titular del Teatro), dirigida por Ramón Tébar, y la coreógrafa Cristina Hoyos (Premio Nacional de Danza, 1991), que dirige a un cuadro de bailarines entre los que se encuentra otro extremeño: el bailaor Jesús Ortega.

Este montaje que en el 2012 obtuvo el Premio Campoamor y se representó en diferentes escenarios de España y Portugal, regresa de nuevo para conmemorar el centenario del estreno de Penella en Valencia en 1917, y lo hace con un nuevo reparto. En esta ocasión José Carlos Plaza ha contado con Carmen Solís para el papel de Soleá, la joven gitana cuyo amor se disputan el torero Rafael Ruiz ‘El macareno’ y el bandolero Juanillo, ‘El gato montés’.

Carmen Solís había trabajado anteriormente con Plaza en el estreno absoluto de la ópera ‘Juan José, de Pablo Sorozábal, en el rol de Rosa. “He aprendido mucho de él, para mí es un maestro”, señala. La soprano se siente muy a gusto rodeada de este gran equipo y con esta obra. “Es una obra de una gran fuerza dramática, desde el  principio al fin, tiene pocos momentos relajados, pero es fascinante el trabajo y lo que ha hecho Plaza con ella”.

‘El gato montés’ no es una zarzuela, aunque hay personajes típicos como un torero, una gitana, un bandolero, un cura…y un pasodoble que todo el mundo recuerda, es una ópera en tres actos, por lo tanto no hay diálogos. Carmen Solís destaca de ella su música “impresionante”. “Es una música culta que responde a otro tipo de corrientes relacionadas con Falla, Granados o Puccini.  A pesar de los componentes folclóricos la idea de Plaza no tiene que ver con esto, está todo mucho más encaminado a una tragedia griega en la que todos los personajes tienen un destino inevitable que cumplir”, añade.

El papel de Soleá se ajusta perfectamente a las condiciones vocales de la extremeña, sin embargo reconoce que es el más especial de cuantos ha hecho hasta ahora por su dificultad. “Es un personaje que me encanta, pero es muy complicado escénicamente por la misma sencillez y simpleza de ella, no se entiende esa sumisión en una mujer tan salvaje y fuerte, y hay que hacer ver al público todos esos matices”.

CARMEN SOLÍS: “EN ESTA ÓPERA ME MATAN A DISGUSTOS”

“Soleá es una joven gitana reprimida y sumisa, obligada por diversas circunstancias a vivir con un torero, pero no deja de ser una fierecilla encerrada y enamorada secretamente del bandolero El gato montés, así que estoy todo el día sufriendo, porque estoy enamorada de los dos. De tanto sufrimiento acabo muriendo, me matan a disgustos”, dice entre risas.

El gato montés
Carmen Solís en el rol de Soleá en ‘El gato montés’. Fotografía: Javier del Real.

Son muchos los personajes femeninos a los que ha dado vida y ha puesto voz sobre el escenario, todas ellas mujeres con fortaleza que aman y sufren, como Rosa en ‘Juan José’, Cio Cio San en ‘Madame Butterflay’, Leonora en ‘Il Trovatore’ o Tosca en la ópera del mismo nombre, entre otras. El próximo año le espera Liú en ‘Turandot’.

Carmen Solís asegura estar viviendo un buen momento profesional, aunque reconoce que le gustaría alcanzar algunas metas más. “Es cierto que una siempre quiere más, pero estoy contenta, es una suerte poder seguir ascendiendo cuando no son buenos tiempos ni para la lírica ni para las artes escénicas ni las artes en general”.

De momento se siente feliz con este estreno, tiene cuatro representaciones hasta el 2 de diciembre y terminará el año en Las Palmas con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. 2017 ha sido un año muy completo para la soprano, lo empezó con ‘Il Trovatore’, una ópera que ha hecho ya varias veces, en el Teatro Calderón de Valladolid, en abril  participó en una gira por el País Vasco con ‘Gernika’, la última ópera de Francisco Escudero, y la Orquesta Sinfónica de Euskadi, coincidiendo con el 80 aniversario del bombardeo.

También cantó con la Orquesta Sinfónica de Barcelona en el Auditorio de Barcelona el Réquiem de Verdi, otra de sus obras fetiche. Ha realizado dos óperas en versión concierto de Puccini con la Orquesta de Radio Televisión Española y ha interpretado en varias ocasiones a lo largo del año la Novena de Beethoven.

PRÓXIMO RETO MUSICAL: AMPLIAR FRONTERAS   

Entre sus próximos proyectos se encuentra ‘Tosca’ en el teatro Campoamor de Oviedo en octubre de 2018, está cerrando otro concierto en el Teatro de la Zarzuela y en 2019 volverá a cantar con la Orquesta de Extremadura. “Me encanta volver a mi tierra y cantar con la OEX, me hace muy feliz y para mí siempre es un honor”.

Carmen Solís partió en 2009 hacia Madrid con una mochila cargada de importantes premios y una sólida formación recibida de su maestra María Coronada Herrera, a la que sigue visitando, y también de su tío Carmelo Solís, para desarrollar una carrera concertística y operística que la ha llevado a los principales escenarios y festivales españoles y a cantar con las más importantes orquestas.

Aunque ha actuado en Francia (Teatro Chatelet de Paris, Royan, Sant Genís), Canadá (Ópera Québec), Chile, Alemania, Italia y Portugal, la soprano extremeña tiene la mirada puesta en una meta: impulsar su carrera internacional. “En España me conocen en el mundo de la lírica, y me siento muy querida, pero llega un momento en el que es necesario ampliar fronteras, y voy a intentarlo”.

La maternidad le ha dado más alas. “Tener un hijo no me ha supuesto ninguna traba, al contrario, para mí ha sido un impulso para crecer y seguir adelante. Este trabajo es como cualquier otro cuando se tiene un hijo, es cuestión de organizarse”. En 2015 publicó su primer CD en solitario, ‘Nana’, una recopilación de más de un siglo de historia de la canción de cuna española y latinoamericana, junto con el pianista extremeño Eduardo Moreno (Brilliant Classics).

El tipo de voz de Carmen y su evolución hacia roles cada vez más grandes le auguran una larga carrera profesional. Ahora, a disfrutar de ‘El gato montés’ en el Teatro de la Zarzuela.

Fotografías: Javier del Real.

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.