Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Melodien String Quartet prueba el sonido de su música en las piedras de castillos, puentes, monasterios y yacimientos. Esta formación musical extremeña cree que el espacio físico en el que se interpreta música importa, y mucho. Y así han iniciado, con el fin de atraer a un público más amplio, la grabación de vídeos del cuarteto tocando en emplazamientos históricos de Extremadura. Ya han grabado varios vídeos en el castillo de Alburquerque, que se pueden ver en sus perfiles en redes sociales, y quieren llegar a otros enclaves de la región y probar así su acústica. Tras Alburquerque, sus próximas paradas para tocar y ser grabados en vídeo serán Valencia de Alcántara y Alcántara, con su majestuoso puente romano de fondo.

David Carmon Navarro (violín), Marcos Rodríguez Gavín (violín), Daniel Alcántara Ortega (viola) y Paula Delgado Diéguez (violonchelo), todos ellos miembros de la Orquesta de Joven de Extremadura (OJEX),  crearon en septiembre de 2016 Melodien String Quartet, una formación de cuerda que posee un amplio repertorio y que engloba numerosos estilos, de música clásica a músicas tradicionales de distintos países, bandas sonoras, jazz, tangos o rock nacional e internacional.

¿Cómo surgió? Con un fin concreto, hacer sencillamente lo que les gusta: música. Mientras estudiaban empezaron a tocar en las calles de Badajoz, como la céntrica calle Menacho. A partir de ahí surgieron algunos conciertos y un proyecto de la Diputación de Badajoz en el que están ahora embarcados.

Desde el pasado mes de enero desarrollan en la Residencia Universitaria Hernán Cortés de la capital pacense los ‘Jueves Clásicos en la RUHC’, un ciclo de cuatro conciertos didácticos quincenales de música para cuerda a partir de los cuales han hecho una retrospectiva por algunos de los temas más destacados de la historia de la música, desde el Barroco de Händel, Bach y Vivaldi hasta melodías más contemporáneas. El próximo concierto será el jueves, 23 de febrero, a las 20:00 horas, y está dedicado a la música del Romanticismo. Se podrán escuchar temas de G. Bizet, F. Schubert, G. Puccini o R. Schumann, entre otros compositores.

El ciclo pondrá punto y final el 2 de marzo con un concierto dedicado a la música del siglo XX. En este caso, el grupo ha escogido obras de C. Debussy, E. Satie, B. Bartók y G. Gershwin, entre otros. Son conciertos abiertos a todos los públicos cuya entrada es libre.

“Con estos conciertos didácticos pretendemos acercar la música clásica de manera distinta, más en profundidad”, según el violinista David Carmona. Entre pieza y pieza se intercalan referencias a los autores y al contexto en el que fueron creados dichos temas. “Nunca habíamos hecho antes un didáctico pero es algo que, si se enfoca bien, puede ser muy interesante no sólo para la gente que lo escucha sino para nosotros, que aprendemos mucho haciendo esto”, prosigue David, para quien “enfocar bien un concierto didáctico no es nada fácil”.

David Carmona lo tuvo claro desde pequeño, cuando empezó sus estudios en el conservatorio a los seis años, y hoy lo plantea así: “la música forma parte de mi vida, siento verdadera devoción hacia ella. Es mi forma de vida y espero que lo sea por muchos años”. Y no es causal, proviene de una familia de músicos. Su bisabuelo fue afinador de piano, su abuelo paterno profesor de conservatorio, su madre profesora en el Conservatorio de Música ‘Juan Vázquez’ de Badajoz, dos tíos violinistas y su tío abuelo ni más ni menos que Miguel del Barco, compositor llerenense conocido por ser el autor de la música del himno de Extremadura.

Con todos estos mimbres, David terminó recientemente el último curso en el Conservatorio Superior ‘Bonifacio Gil’ de Badajoz con las máximas calificaciones y junto a sus tres compañeros del conservatorio y de la Orquesta de Joven de Extremadura (OJEX) formó Melodien String Quartet.

Músicos Orquesta Joven de Extremadura

DE LOS CONCIERTOS DE MELODIEN STRING QUARTET AL LÍBANO CON LA OJEX

Respecto al futuro, estos jóvenes músicos están abiertos a seguir ofreciendo conciertos, aunque, por otro lado, la idea de David Carmona es hacer un máster, seguir formándose, quizá fuera de España, “pienso que sería más fácil encontrar trabajo, pues la música está más reconocida fuera que aquí”.

También seguirán en la Orquesta Joven de Extremadura (OJEx), que tomó un nuevo impulso con la designación de Andrés Salado como director titular y artístico. Salado ha influido muy positivamente en los cuatro músicos, que se han entregado con entusiasmo a ensayos de ocho horas diarias durante nueve días, según relatan. Por lo pronto, el próximo 5 de mayo inician cinco jornadas de ensayos para marchar después al Líbano durante diez días para tocar en cuatro conciertos, con cuatro repertorios diferentes.

La visión del músico completo ronda siempre la cabeza de David Carmona, que se decanta por violinistas polivalentes, capaces de tocar música clásica y jazz, su otra gran pasión musical. Lamenta que se haya perdido la improvisación, al considerar que el intérprete ya no es compositor como antes, “sólo lee una partitura, mucho mejor que hace doscientos años, es cierto, pero a qué precio”. El precio que se ha pagado es el de perder capacidad de innovar y crear, según este joven músico, quien insiste: “Me gusta la idea del músico completo”.

 

 

José Manuel Rodríguez Pizarro
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.