Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Cuando José María Cumbreño decide dedicar la cuarta edición de Centrifugados -el encuentro periférico de literatura independiente en español que se celebra cada mes de febrero en Plasencia (Cáceres)- a un tema de rabiosa actualidad como ‘Identidad y Frontera’ ocurre que uno de sus invitados, el poeta, músico, editor y gestor cultural mexicano Iván Vergara, afincado desde hace 14 años en España, queda atrapado en una de esas fronteras. Tristes paradojas de la vida. Lo que la literatura une, las fronteras y las leyes de extranjería separan. Podría ser el comienzo de un relato literario o de un filme de terror escrito por el mismo Trump. Una silla vacía recordará a Iván Vergara durante todo el encuentro, que se celebrará del 23 al 25 de febrero en el centro cultural Las Claras.

El caso de Iván Vergara “es una triste noticia y representa lo absurdo de las fronteras”, según Cumbreño, el poeta y editor responsable de Centrifugados, quien lamenta que el mexicano no pueda estar esos días en Plasencia por un problema con el visado que le impide regresar a España. “¡Con todo lo que ha hecho Iván Vergara en nuestro país…! Lleva muchos años produciendo cultura, y por unas cuestiones absurdas se le impide el regreso a la que es su casa, me parece lamentable y absurdo”, añade.

El escritor mexicano ha dado sobradas muestras de ser una persona intelectualmente muy activa y con una mente inquieta, preocupada por establecer lazos entre las dos culturas: la española y la mexicana, a través de numerosas iniciativas culturales. Entre los proyectos que ha emprendido Iván Vergara se encuentran la Editorial Ultramarina, Cartonera& Digital o la Plataforma de Artistas Chilango Andaluces que en sus once años ha organizado unos 600 eventos culturales entre México y España.

Una frase presidirá Centrifugados: “Nadie es ilegal” (#NadieEsIlegal). Si el pasado año el eje vertebrador de esta feria de editoriales independientes fue el de las mujeres editoras y escritoras, en esta edición se centra en las fronteras y en cómo estas influyen en la literatura. El dilema de vivir entre las fronteras lo encarna a la perfección Omar Pimienta, otro de los invitados de este año a Centrifugados, que participará en una mesa redonda junto con Luis Saéz Delgado.

Omar Pimienta vive en Tijuana y da clases en la Universidad de San Diego, por lo que tiene que cruzar tres o cuatro días a la semana la frontera más transitada del mundo, la de México con Estados Unidos. “Tiene doble nacionalidad, pero a veces no se siente de ninguno de los dos sitios”, señala José María Cumbreño.

“En España quizás no influyen tanto las fronteras en la literatura, porque la situación es relativamente cómoda, estamos en la Europa Occidental con una economía más o menos desahogada y somos blancos, pero en Latinoamérica no pasa eso, en el caso de los países latinoamericanos se asocia siempre con la migración, con la persona que tiene que marcharse de su país, con o sin papeles, para ganarse la vida, y eso se refleja en la literatura”, añade. Luego está la frontera que Europa ha levantado para evitar la entrada de las personas que llegan de Siria, “lo que ha hecho no ha estado a la altura, lo único que se le ha ocurrido ha sido levantar muros”.

Después de cuatro años, Centrifugados ha conformado una identidad propia y se ha consolidado como un encuentro de editores, gestores culturales y escritores en el que tiene una gran presencia Latinoamérica.  Desde su primera edición han estado representados más de 15 países, en su mayoría latinoamericanos. En este mes de febrero llegarán cerca de un centenar de participantes de diferentes puntos de España, así como de Alemania, Argentina, Colombia, Cuba, Portugal, Perú y México.

cartel Centrifugados 2018
Cartel de la cuarta edición de Centrifugados, encuentro de literatura periférica en Plasencia.

‘LA VIDA NEGOCIABLE’ DE LUIS LANDERO, PREMIO CENTRIFUGADOS 2018  

Durante tres días habrá lecturas, mesas redondas, talleres y conciertos programados abiertos a todos los públicos. Se inaugurará el viernes 23 de febrero a las 17.00 horas con un concierto de De la Carmela y se clausurará el domingo 25 a mediodía con la actuación del bailarín Carlos Alberto Rodríguez.

Entre los invitados, además del ausente Iván Vergara, se encuentran Isla Correyero, Ben Clark, José Manuel Díez, Ángela Segovia, Álex Chico, Valter Hugo Mãe, Eleonora Finkelstein, Ángel Cerviño o Chus Pato, que participarán en lecturas programadas, algunas de ellas nocturnas. En el programa de Centrifugados se incluye música con María Grazzia DJ y Julio Hernández ‘El negrosexual’.

El Premio Centrifugados 2018, que premia al libro más importante escrito por un extremeño el año anterior, se entregará en esta edición a Luis Landero por su novela ‘La vida negociable’, otorgado por un jurado formado por nombres relevantes de la cultura extremeña. El pasado año, el primero en el que se instituyó este galardón, se concedió a Gonzalo Hidalgo Bayal por su obra ‘Nemo’.

Este encuentro literario es una oportunidad única para conocer a autores que nunca antes habían estado en España y con los que se crean nuevas sinergias. “Nos reunimos ese fin de semana, pero el flujo y los contactos se mantienen todo el año. Se crean nuevas sinergias, mostramos lo que se hace en Extremadura, que es importante, y ellos nos muestran otra forma de escribir y de entender el proceso creativo, es muy enriquecedor”, explica Cumbreño, quien espera que las fronteras no sean nunca más un obstáculo para mantener de forma fluida estas relaciones y que pronto pueda estar de vuelta a España Iván Vergara para ocupar su silla vacía.

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.