Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

La banda flamenca de mujeres Las Migas aportará frescura y un toque fiestero al Festival de Flamenco y Fado de Badajoz el próximo 3 de julio en la terraza del teatro López de Ayala. Las cuatro artistas de esta formación presentarán su espectáculo ‘Empatía’, creado durante el confinamiento. En él ofrecerán temas inéditos y algunos de los éxitos de sus cuatro discos. El quinto verá la luz a principios de 2022. Con ellas llega la extremeña Carolina Fernández ‘La Chispa’, la voz de Las Migas desde 2019, sucesora de Silvia Pérez Cruz, Alba Carmona y Begoña Salazar.

Las Migas lleva más de 15 años sobre el escenario y se ha reinventado con cada disco. En este tiempo ha experimentado nuevos estilos,  nuevas voces, nuevas maneras de hacer. “A día de hoy hemos encontrado un estilo muy personal en el que el flamenco está muy presente, pero también otras músicas, sobre todo músicas propias, canciones que hemos inventado, y una puesta en escena muy potente y diferente”, explica Marta Robles, guitarrista, compositora y una de las fundadoras de Las Migas.

Tocan en salas y festivales de numerosos países y su trabajo se ha visto reconocido con una nominación a los Latin Grammy en 2017 y con un Premio MIN de la Música Independiente 2020 al Mejor Álbum Flamenco por su disco ‘Cuatro’.

Con la sevillana Marta Robles y Carolina Fernández ‘La Chispa’ integran Las Migas la violinista catalana Roser Loscos y la guitarrista de Córdoba Alicia Grillo.

Estas artistas, que proceden de la música clásica y se han formado en otras músicas como el flamenco, el jazz o el folk, ofrecen espectáculos muy fiesteros, que contagian alegría y buen rollo, algo tan necesario en estos tiempos.

‘EMPATÍA’, UNA PREVIA AL QUINTO DISCO DE LAS MIGAS

El espectáculo ‘Empatía’ que llevan al Festival de Flamenco y Fado de Badajoz fue creado, según Marta Robles, durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19, cuando cada una de ellas trabajaba desde su casa. “Hemos querido trabajar sobre el concepto de la empatía, de pensar en el otro, a raíz de las experiencias que hemos vivido todos por primera vez y que ha sido muy compartida. Todo esto se refleja en las canciones y la puesta en escena”.

Este espectáculo es una previa del nuevo disco de Las Migas que verá la luz a principios de 2022 y del que no han querido desvelar el título por ser una sorpresa. En Badajoz el público escuchará temas inéditos que estarán en el nuevo disco, otros temas que han trabajado online con artistas sudamericanas y sus temas de siempre. “Es una mezcla de cosas en torno a la empatía, el sentido de unión entre nosotras y con el público”.

En ‘Empatía” hay mucho flamenco, pero también hay músicas del mundo, un poco de música latina y toques electrónicos. “No es un espectáculo flamenco tradicional. Partimos del flamenco pero no nos quedamos ahí. Cuando vamos fuera de España o a festivales más abiertos se nos ve como una banda muy flamenca, pero si vamos a festivales de flamenco quizás somos la banda menos flamenca de todo el festival”, señala.

Marta Robles asegura que Las Migas se encuentra en un momento ilusionante, “porque acabamos de grabar un nuevo disco que es precioso y tenemos muchas ganas de compartirlo con la gente. Estamos en un momento muy bueno, tenemos mucha experiencia y ganas de seguir haciendo cosas”.

DE SILVIA PÉREZ CRUZ A CAROLINA FERNÁNDEZ ‘LA CHISPA’

Las Migas se ha ido adaptando tras varios cambios de instrumentistas y cantantes que salieron de la banda para iniciar su carrera artística en solitario, como es el caso de Silvia Pérez Cruz (hasta 2011) o Alba Carmona (hasta 2018). También salió de la banda la guitarrista francesa Isabelle Laudenbach y la violinista y compositora alemana Lisa Bause (ambas hasta el 2013).

“Es lo normal y natural. Cuando estás en un grupo varios años y has aprendido un montón y has hecho contactos inicias una carrera en solitario”, según Marta Robles, quien reconoce que después del “susto” de la primera vez que se fue una cantante “hemos superado todos los miedos y no ha habido grandes dramas. Cada vez que hemos cambiado una voz por otra lo hemos visto como una oportunidad para cambiar, para crecer e innovar”.

En estos momentos contar con Carolina Fernández ‘La Chispa’ les ha brindado una oportunidad de reconectar con el mundo flamenco y de hacer cosas que antes no podían.

UNA BANDA DE MUJERES QUE REIVINDICA SU ESPACIO EN UN MUNDO DE HOMBRES

El perfil para ser integrante de Las Migas no es necesariamente ser flamenca, “es ser una mujer con muchas ganas de viajar, de hacer casas diferentes y de trabajar en grupo. Cuando se trabaja en una banda eso es muy importante. Somos un grupo de cuatro mujeres y ninguna de las cuatro tiene necesariamente que destacar más, hacemos un discurso común aunque cada una tengamos nuestra propia personalidad”.

Las Migas tiene también su punto reivindicativo y feminista. Surgió como un contrapeso a la cantidad de bandas y grupos de hombres, que representan, según Marta Robles, el 85 por ciento. “Hacer bandas de mujeres es una forma de reivindicar nuestro lugar, ese espacio que nos pertenece y que a día de hoy hay que pelearlo mucho”. En este sentido considera que las mujeres lo tienen más complicado en el mundo de la música, «nosotras siempre tenemos que demostrar más”.

Algunas de sus letras y sus temas reflexionan o reivindican sobre el papel de la mujer en la vida, “más desde la ironía y el humor que desde la rabia”, añade. Pero al margen de su repertorio, “ya estamos diciendo mucho siendo cuatro mujeres que somos nuestras propias jefas, creamos juntas y viajamos solas”, señala.

‘LA CHISPA’, LA VOZ EXTREMEÑA DE LAS MIGAS

Carolina Fernández, bautizada como ‘La Chispa’ por el maestro Antonio Caballero, es la voz extremeña de Las Migas. Esta cantora emeritense forma parte de esta banda desde hace algo más de dos años y asegura estar viviendo una experiencia muy diferente a lo vivido hasta entonces en el mundo del flamenco. “Al principio fue todo muy nuevo para mí, lo de viajar a otros países y hacer giras importantes. Estoy muy contenta de estar con ellas, de viajar y disfrutar de su música”.

A diferencia de sus compañeras, ‘La Chispa’ es autodidacta. Se formó por su cuenta con grandes maestros del flamenco extremeño y en 2011 empezó a cantar en solitario, compartiendo cartel con artistas como Canelita, Rancapino Chico o La Húngara, entre otros. En 2014 recibió una beca de la Diputación de Badajoz para formarse en la Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco.

“En Las Migas hay una gran complicidad entre las cuatro y cada una aportamos nuestro arte”, explica.

Esta es la primera vez que ‘La Chispa’ actúa con Las Migas en Extremadura y asegura tener muchas ganas a pesar de los nervios. La mayor parte de su tiempo lo ocupa con esta formación, aunque trabaja también con la Troupe Flamenca junto a otros artistas extremeños y con la compañía de la bailaora emeritense Fuensanta Blanco.

Consigue las entradas para Las Migas en el Festival de Flamenco y Fado de Badajoz 2021.

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.