Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

El actor Daniel Grao llega al 44 Festival Internacional de Teatro de Badajoz dando vida a Alan Turing, el brillante matemático y criptoanalista británico que descifró los códigos de la máquina Enigma de los alemanes durante la II Guerra Mundial, adelantando así el final de la guerra. Años después, Turing acabó suicidándose tras ser condenado a castración química por su homosexualidad en 1952. Grao, de la mano del director Claudio Tolcachir, descifra el lado más humano de este hombre en ‘La máquina de Turing’, rescatando su universo y vengando una injusticia. Se representa el 16 de octubre a las 21:00 horas en el teatro López de Ayala. El actor nos da todos los detalles.

Daniel, ¿por qué Turing?      

El motivo de esta obra, más allá de que Alan Turing tuvo una vida apasionante, de película, que merece ser contada, es que estamos hablando de alguien que hizo mucho por la sociedad de su época, cambió el curso de la historia, sin embargo diez años después fue juzgado por su homosexualidad y condenado a la castración química. Es una forma de hacerle justicia. Además no es muy conocido porque fue silenciado durante muchos años,  fue utilizado y cuando ya no hizo falta fue ninguneado. Y es tan injusto eso… que por su condición sexual acabe así… Pero se podría extrapolar a las diferencias por la religión, la cultura o la raza, da igual, al final es por ser distinto. Acabó suicidándose, no pudo más con el deterioro físico al que le llevó la castración química.

‘La máquina de Turing’ es una adaptación de la obra de Benoit Solés, que está inspirada en la de Hugh Whitemore y esta a su vez basada en la de Andrew Hodges ¿pero cómo es tu Alan Turing?

Una de las primeras cosas que me dijo el director, Claudio Tolcachir, es que había una película sobre Turing, ‘El código Enigma’, pero que por él mejor que no la viera porque quería centrarse en la personalidad de cómo pudo ser Alan Turing. Se hablaba de que tenía un cierto tartamudeo, de Asperger…se sabe por datos biográficos que daba conferencias con pantalones de pijama y americana, con lo cual debía de ser una persona particular y seguramente no fácil de tratar. Y Claudio quería ahondar en esta personalidad controvertida para contar cómo muchas veces juzgamos al que tenemos enfrente por sus rarezas o por ser diferentes y a lo mejor nos estamos perdiendo a un genio, o en cualquier caso a un ser humano.

Daniel Grao y Carlos Serrano en ‘La máquina de Turing’. Foto: Elena C. Graiño.

ALAN TURING PUDO SALVAR SU VIDA NEGANDO SU HOMOSEXUALIDAD

Para mí tiene un componente heroico. Me parece muy valiente que en el momento del juicio tuvo la oportunidad de negar su relación homosexual y se inculpó reconociendo los hechos, sabiendo a lo que se exponía. Pesó más en él la necesidad de ser quien era que a lo que se arriesgaba. Cada noche cuando paso por esa parte de la obra me emociono mucho porque intento revivir lo que supuestamente él pasó, ese vértigo de que tiene la opción de salvarse o elegir ser consecuente, y no debió de ser fácil para él en absoluto.

Es todo biográfico, entonces.

Está basada en su biografía, bebe de varias fuentes, pero todas las fechas y los acontecimientos fueron así. Luego hacemos nuestra versión particular, tiene el sello de Claudio Tolcachir, que lleva todo esto a tierra y hace que sea lo más humano posible. Yo rompo la cuarta pared nada más salir a escena, fantaseamos con que es un público que ha venido a una especie de celebración honorífica a Turing y a mí me sirve para contarles mi vida, para ver si yo mismo acabo de entender qué pasó. Y ahí tengo a Carlos Serrano, mi compañero en escena, que interpreta tres personajes diferentes, porque Alan Turing hace también del narrador de su vida y a medida que va contando o recordando Carlos da vida a esos personajes.

¿Era realmente Alan Turing una persona con Asperger?

Tenía rasgos que indicaban que podía serlo, en aquella época todavía no había ese diagnóstico. Por el tipo de comportamiento del que se habla en las biografías se puede deducir que era algo parecido al Síndrome de Asperger. Claudio tampoco quería ponerle nombre ni que nos ciñéramos a esto. Yo no profundicé para preparar en el papel el comportamiento de un Asperger, pero actoralmente lo he trabajado desde la emoción y lo hemos vinculado a lo emocional. Cuando él está más atrapado o incómodo en la emocional va a sufrir unos ataques o tics que tienen que ver con la forma de expresarse o hablar. Lo bonito que me pasa es que se me han acercado varias madres de niños y jóvenes con Asperger y han reconocido lo que les pasa a sus hijos en los movimientos y las formas del personaje en el escenario. Han sido varios casos y a mí me emociona, porque no he hecho un estudio concreto de cómo sería. Vivo mucho a este personaje, es como una especie de posesión.

«EL RECHAZO AL DIFERENTE DESTRUYE TAMBIÉN A GENIOS»

Si Turing no hubiera sido así ¿se podría haber defendido y su final habría sido otro?

Muy probablemente, porque todo se detona por una denuncia que él pone por un robo sin importancia de cuatro objetos nada valiosos en su casa. Él sabe que ese robo tiene que ver con que no ha querido prestar dinero al chapero con el que está liándose. Y todo orgulloso va a poner esta denuncia porque no se puede quedar así. Es precisamente esto y su comportamiento peculiar lo hace que el comisario empiece a investigarle a él en lugar de al ladrón. Empieza investigar a ese tipo raro que se comporta de esa forma, que habla así, que a veces parece un niño de cinco años y otras es rapidísimo con la mente. Se le vuelve en contra esta denuncia, que podía haberse ahorrado y no hubiera pasado nada. Al investigarlo descubren que es homosexual y eso era un delito en esa época.

¿Qué lección nos puede dar Turing en pleno siglo XXI?

En según qué países la homosexualidad nos parece algo normal, una opción más, y sin embargo aquí al lado todavía hay pena de muerte por eso, por ser homosexual. Pero se puede extrapolar a cualquier otra cosa. Al final la enseñanza que nos deja es cómo el rechazo al diferente provoca mucho daño en él, y a saber si quién está detrás a lo mejor es el inventor de la próxima vacuna de la siguiente pandemia y por su comportamiento, o por su físico o por su raza, o por lo que sea, es rechazado sistemáticamente.

La obra invita a que nos pongamos en la piel del otro e intentar acercarnos y entender al otro, por lo menos a respetarlo. Es la esencia con la que te quedas después de ver la función. Como casi siempre pasa, el teatro viene a trazar puentes más que a separar.

Daniel Grao y Carlos Serrano en 'La máquina de Turing'. Foto: Elena C. Graiño.
Daniel Grao y Carlos Serrano en ‘La máquina de Turing’. Foto: Elena C. Graiño.

«TURING ES EL PERSONAJE MÁS ALEJADO A MÍ QUE HE HECHO»

¿Qué ha supuesto este papel en su carrera?

Mi carrera la vivo intentando estar siempre en proyectos que me supongan un reto, que me den un poco de miedo, que no sienta que ya lo he hecho muchas veces. Eso es lo que te hace crecer como actor, y no aburrirte. Y con este papel me pasó. Cuando me dijo Claudio que quería ahondar en el comportamiento de Turing y que yo desapareciera para que apareciera Alan Turing, que es bien distinto a mí, me dio bastante vértigo. Hasta el momento es el personaje más alejado a mí que he hecho nunca. Eso supone un arrojo por mi parte y un crecimiento como actor. Mi red de seguridad era Claudio porque ya trabajé con él en ‘Emilia’. Él humaniza mucho los personajes y las historias y yo sabía que si él estaba ahí en la dirección iba a ir bien.

Ha ido tan bien que ha sido finalista del Premios Max a Mejor Actor por Turing

Sí, aunque no me lo hayan dado lo siento como un reconocimiento. Recuerdo que cuando me iba a ir a la gala mi hijo pequeño me preguntó cuántos actores estábamos nominados y le dije que tres. Me respondió: anda, pues es un honor ¿no? Fue muy bonito. Tiene toda la razón. Ser finalista ya es un premio. Estuve también nominado por ‘La piedra oscura’. A ver si a la tercera va la vencida (risas).

«HIT ES UN GRAN ADMIRADOR DE TURING»

¿Qué tal se llevan Turing y Hugo Ibarra Toledo (HIT), el otro personaje que interpreta en la serie de TVE?

Bien, muy bien. Yo creo que HIT es un gran admirador de Turing. Uno le da el sitio al otro. Comparto con los dos, como actor, el lánzate, uno por su frikada y todo este mundo extraño en el que vive y que comentamos y el otro por su desparpajo. Los dos implican también una gran energía. Aunque me ha tocado estar rodando HIT y algunos fines de semana hacer algún bolo con ‘La máquina de Turing’, la mayor parte del rodaje fue en verano y paramos la gira. Es habitual esto. Cuando los personajes ya están para mí no es difícil, es como ponerme el traje de uno, sacarlo y ponerme el del otro. Es más complicado cando estás en la búsqueda. Si compartes búsqueda de dos personajes es una locura, pero si los dos ya están es gustoso entrar y salir de uno y de otro.

El 21 de octubre se estrena la segunda temporada de HIT en TVE ¿Qué novedades vamos a encontrar?

Nos encontramos con un HIT más vulnerable. En la primera temporada era un personaje soberbio, un poco el gallo del corral que creía tener toda la verdad sobre el tema de la educación y luego se fue encontrando que no todo le salía bien. Pero en esta segunda  está más frágil, tiene más dudas e inseguridades, y eso le da una capa más al personaje. HIT sale de Madrid y entra en el mundo de la FP, la gran olvidada dentro del mundo de la enseñanza, y ahora es un tutor de una clase durante todo un año en un centro de Puertollano, reflejamos otra España y otras realidades. La historia se sitúa un año después del Covid y refleja el desencanto y la falta de ilusión. Él va a intentar dar un enfoque más positivo.

¿Qué le atrae de HIT?

A mí lo que me gusta mucho de HIT es que no es un personaje perfecto, no es un héroe, sino que él también tropieza a veces con esa sensación de fracaso o falta de ilusión, hace un poco el camino con los alumnos, a parte de sus problemáticas personales. En esta temporada es donde más cerca lo veremos de lo que es construir una familia.

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.