Comparte el artículo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

El miércoles 21 de junio de 2017 será una fecha para recordar en los anales de la música de Extremadura. Por primera vez sonará la Novena Sinfonía de Mahler en la comunidad extremeña, interpretada por la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), que regresa a esta región después de 22 años. Para la orquesta será también un reto, es la primera vez en sus 34 años que toca esta singular obra, una de las más fascinantes de la historia del sinfonismo. Lo hará de la mano de Jordi Francés, director asistente desde 2013 pero hasta ahora no la había dirigido.

El concierto, que comenzará a las 20:30 horas en el Palacio de Congresos de Badajoz, clausurará el XXXIV Festival Ibérico de Música de Badajoz, que en esta edición ha brindado al público extremeño la oportunidad de escuchar no sólo a la JONDE sino a intérpretes como Patricia Kopatchinskaja. Además, este evento coincide con el día de la Fiesta de la Música, que se celebra en distintos países el 21 de junio.

Este mismo programa lo interpretará la JONDE días después, el 24 de junio, en el Auditorio Nacional de Madrid, donde dirigida por Víctor Pablo Pérez participará en el original proyecto ‘Nueve novenas‘ del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y el Auditorio. También lo llevará al Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

Por todas estas razones éste es “un concierto muy especial”, según reconoce Jordi Francés, un director muy vinculado a Extremadura, donde ha dirigido la zarzuela ‘La del manojo de rosas’ y ha trabajado con la Orquesta de Extremadura y otras formaciones extremeñas.

“La Novena de Mahler es una obra increíble y muy emocionante. Es una sinfonía en la que el compositor realiza una despedida del mundo en todos los aspectos, por eso combina tristeza, esperanza, rabia, amor a la vida…Mahler la escribió siendo consciente de que se aproximaba el final de sus días, de hecho no la llegó a escuchar, murió antes de que se estrenara”, explica.

La Sinfonía nº 9 es la última que Gustav Mahler (1860-1911) completó antes de su muerte. La compuso entre 1908 y 1909 y se estrenó de manera póstuma en junio de 1912 por la Orquesta Filarmónica de Viena, bajo la dirección de Bruno Walter. Es una obra de una notable fuerza y sobrecogimiento, considerada por muchos su mejor composición.

LOS MÁS DE CIEN MÚSICOS DE LA JONDE ESTRENAN REPERTORIO EN BADAJOZ

“Es una partitura muy exigente que no todas las orquestas pueden abordar porque requiere una plantilla, especialmente de cuerda, bastante numerosa”, según Jordi Francés.  La JONDE subirá al auditorio del Palacio de Congresos de Badajoz a 106 músicos que estrenarán este programa.

Sobre la Sinfonía nº 9 y Mahler se ha escrito mucho. “Esta no hubiera sido su Novena Sinfonía, lo era la que compuso bajo el título de ‘La Canción de la Tierra’, pero Mahler le puso el título porque era un tanto supersticioso, por la famosa maldición que decía que un compositor moría poco después de escribir la novena, como ocurrió con Beethoven, Schubert  o Bruckner”.

Jordi Francés recuerda que el público extremeño va a tener la oportunidad de escuchar en apenas dos semanas las dos últimas sinfonías que Mahler completó, ya que la Orquesta de Extremadura tocó ‘La Canción de la Tierra’ el 8 y el 9 de junio.

Por la JONDE ha pasado gran parte de los mejores músicos que ha dado este país en los últimos 30 años, “es una de las formaciones artísticamente más interesantes”, según este director. La Joven Orquesta Nacional de España se ha convertido en una experiencia, “un espacio de encuentro en el que surgen sinergias y un lugar de creación y crecimiento. Es un proyecto absolutamente necesario para la salud musical de cualquier país”.

Foto: Rafa Martín.

 

Guadalupe Leitón
Periodista

Autor

Magazine Cultural de entrevistas, reportajes y noticias que recoge las creaciones culturales y artísticas que tienen como origen o destino Extremadura.

Los comentarios están cerrados.