Categoría

Festivales

Categoría

Si eres un adicto o adicta al teatro, un curioso o curiosa de las artes escénicas o crees que ha llegado el momento de descubrirlas, éste es tu sitio: el 44º Festival Internacional de Teatro de Badajoz. ¿Qué tiene él que no tengan otros? Podría definirse en tres palabras: diversidad, excelencia y conexión con el público. Se distingue por ser el espacio donde descubrir “esas pequeñas joyitas en bruto”, según su director, Eugenio Amaya.

Mujeres del siglo XXI que trabajan en el medievo. Ellas son Egeria, el ensemble vocal femenino especializado en música medieval, concretamente en las polifonías de los siglos XII y XIII (ars antiqua). El 17 de septiembre visitan Badajoz con su programa ‘Iacobus Yspanias. Los caminos medievales hacia la península ibérica’. El concierto será en el Convento de las Descalzas de la capital pacense a las 19:30 horas, dentro del XXVI Festival de Música Sacra y Antigua de Badajoz.

El Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas está de celebración. Cumple 40 años en plena forma, con la ilusión de sus inicios y la madurez que otorgan cuatro décadas tomando el pulso al público y visitando muestras y ferias para ofrecer lo mejor de las artes escénicas a las Vegas Bajas y a toda Extremadura . Esta labor minuciosa e ininterrumpida de sus organizadores ha convertido a este Festival en un referente dentro y fuera de la comunidad extremeña. También es un elemento dinamizador del mundo rural. Este año celebrará del 1 al 30 de octubre su 40 aniversario como mejor sabe: con un cartel de calidad y cumpliendo fielmente a su premisa de Cultura para todos.

El 27 Festival Ibérico de Cine culminó cinco intensos días de cine en Badajoz, Olivenza y San Vicente de Alcántara con la entrega de sus premios en la terraza del teatro López de Ayala. Los cortometrajes ‘Mindanao’ de Borja Soler y ‘Tótem Loba’ de Verónica Echegui fueron los triunfadores de la noche. El primero consiguió el Premio Onofre al Mejor Cortometraje y el segundo se llevó cuatro galardones: el Premio Onofre a la Mejor Dirección, el Premio AISGE a la Mejor Interpretación Femenina por el trabajo de Isa Montalbán, el Premio Onofre del Público de Badajoz y el Premio ‘Luis Alcoriza’ del Jurado Joven.

Un periódico tituló tras su actuación en un homenaje a la gran Amália Rodrigues en el Coliseo de Lisboa: ‘Un fantasma estuvo en el coliseo”. Pero Katia Guerreiro no es el fantasma de Amália Rodrigues, es la portadora de un rico legado con siglos de historia: el fado tradicional. Ella lleva las sonoridades y las melodías de este género musical, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por todo el mundo. También al Festival de Flamenco y Fado de Badajoz el 8 de julio, donde comparte escenario con la cantaora Rocío Márquez.

La cantaora Rocío Márquez (Huelva, 1985) se estrena el 8 de julio en el Festival de Flamenco y Fado de Badajoz, donde compartirá escenario con la cantante portuguesa Katia Guerreiro. La artista onubense presentará su último disco ‘Visto en el Jueves’, con el que obtuvo el pasado año el prestigioso premio Les Victoires du Jazz al mejor álbum de ‘Músicas del Mundo’, convirtiéndose en la primera artista española y el primer disco de flamenco en recibir dicho galardón.

La banda flamenca de mujeres Las Migas aportará frescura y un toque fiestero al Festival de Flamenco y Fado de Badajoz el próximo 3 de julio en la terraza del teatro López de Ayala. Las cuatro artistas de esta formación presentarán su espectáculo ‘Empatía’, creado durante el confinamiento. En él ofrecerán temas inéditos y algunos de los éxitos de sus cuatro discos. El quinto verá la luz a principios de 2022. Con ellas llega la extremeña Carolina Fernández ‘La Chispa’, la voz de Las Migas desde 2019, sucesora de Silvia Pérez Cruz, Alba Carmona y Begoña Salazar.

El flamenco y el fado vuelven a compartir escenario en Badajoz del 2 al 10 de julio. Tras su ausencia el pasado año a causa de la pandemia, el Festival de Flamenco y Fado regresa y en su duodécima edición presenta cinco espectáculos que unen a grandes nombres  junto a artistas emergentes de España y Portugal. La programación cuenta con un importante número de voces femeninas y muy diversas personalidades y estilos dentro de estas dos músicas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En la década de los 70, cuando en Badajoz existía una frontera con Portugal, donde extremeños y portugueses tenían que identificarse y mostrar el interior de bolsos y coches a los guardias para pasar de un lado a otro, surgía el Festival Ibérico de Música. Sin apenas ser consciente de ello, se convirtió en un espacio de libertad por el que fluía la música clásica a ambos lados de la raya. La música ha sido durante décadas el instrumento para tender lazos y estrechar relaciones en este territorio denominado ‘Ibérico’, donde el festival ha ejercido como elemento vertebrador.