El 27 Festival Ibérico de Cine culminó cinco intensos días de cine en Badajoz, Olivenza y San Vicente de Alcántara con la entrega de sus premios en la terraza del teatro López de Ayala. Los cortometrajes ‘Mindanao’ de Borja Soler y ‘Tótem Loba’ de Verónica Echegui fueron los triunfadores de la noche. El primero consiguió el Premio Onofre al Mejor Cortometraje y el segundo se llevó cuatro galardones: el Premio Onofre a la Mejor Dirección, el Premio AISGE a la Mejor Interpretación Femenina por el trabajo de Isa Montalbán, el Premio Onofre del Público de Badajoz y el Premio ‘Luis Alcoriza’ del Jurado Joven.